2014/01/13

En equipo

Es muy diferente escribir código solo que en equipo.

Cuando eres solo una persona, tienes más libertad para elegir lo que te gusta o desechar lo que no te gusta. Para elegir usar patrones que solo tu conoces, para inventar tu propio framework, para usar los hackings que te gustan...

Cuando eres solo una persona, escribes código para solucionar un problema. Y punto.

Pero cuando estás en un equipo, escribes código para solucionar el problema de modo que otros puedan entender la solución y mantenerla.

Eso puede ser un poco más complicado. Porque la mayoría de tu equipo puede tener otras preferencias de formato, usar mejor otros frameworks, y cosas como los hackings (que te hacen googlear media hora para entenderlos), no son recomendados.

Pierdes la sensación de control total que puedes sentir cuando dominas tu código. En su lugar, va apareciendo el sentimiento de que todo es caos.

Y, sin embargo, del caos surge un orden, y soluciones valiosas, si las sabes ver. Es cuestión de abrir la mente para estar dispuesto a aprender... que nunca se acaba de aprender. Y que hay soluciones que no son tuyas ni mías, sino de ambos.

Cuando aparece la sinergia, donde uno más uno es más que dos, es como magia que jamás conocerías si no fuera porque trabajas en equipo. Y entonces, lo valoras.

Más artículos