2017/01/21

La importancia de solucionar algo

Amazing Grace

A Grace Hopper se le dio el encargo de elaborar el manual de instrucciones de una de las primeras computadoras creadas en los Estados Unidos.

A la Marina, le interesaba averiguar de qué modo podría aprovechar el potencial de la nueva máquina Mark I.

No era común que una mujer perteneciera a la armada, y tampoco tenía los estándares de peso y talla, pero sus habilidades matemáticas le ayudaron a ser admitida y abrirse camino.

Ella propuso organizar bajo nombres más asequibles las rutinas que había coleccionado con su equipo, y un esquema para reutilizarlas con más facilidad y automatizar la generación de las secuencias binarias que eran la forma normal de programar las computadoras en aquella época.

Normalmente, para programar la solución de un problema, había que enfrentarse con el hardware y los interruptores necesarios para implementar el programa. Era como tener que atravesar continuamente una bruma mental para distinguir lo que se quería conseguir.

En cambio, usar un compilador de código tenía la ventaja de permitr pensar con más claridad en el problema que se quería resolver.

Sin embargo, su propuesta fue desechada porque el código binario generado de ese modo era más largo y menos eficiente.

Grace persisitió en ello como un proyecto personal. Desarrollando lo que vendría a ser conocido como lenguaje ensamblador, o Assembler.

Uno de sus amigos, que había estado meses con un equipo tratando de programar la solución de un problema especialmente difícil, logró hacerlo en unas horas usando Assembler.

Poco a poco, el uso del Assembler se fue extendiendo.

Años después, creó COBOL, el primer lenguaje de programación, que permitía expresar un programa en algo parecido a sentencias en inglés.

Menos eficiente pero más eficaz

Hoy en día, prácticamente toda la programación se hace con ayuda de compiladores y los lenguajes de alto nivel que aparecieron luego del COBOL. De ese modo, los problemas no solo se resuelven con más rapidez, sino también con menos errores. Y si los hubiera, son mucho más fáciles de localizar.

La propuesta de Grace de usar lenguajes de más alto nivel para solucionar problemas encontró resistencia en otros programadores que desdeñaban el código binario repetitivo, largo e ineficiente que se producía de ese modo. Ellos podían hacerlo más simple, más elegante, del "modo correcto".

Los programadores que podían programar directamente en binario no eran muchos y quizás se sentían un poco como sumos sacerdotes. Los intermediarios exclusivos entre la gente y las máquinas todopoderosas.

Los lenguajes de alto nivel tuvieron la virtud de hacer la programación de computadoras accesible a más personas.

Sigue siendo cierta la observación de que el código binario producido por los compiladores es más repetitivo, largo y menos eficiente que el que se podría producir directamente. Sin embargo, con la mejora de la velocidad de procesamiento, la programación directa en binario ya es muy poco práctica.

Es más importante llegar primero a la solución de un problema. La eficiencia del resultado se podría ir mejorando luego de eso (finalmente reemplazando código por assembler y luego por binario si el rendimiento fuera algo vital).

Algo hecho es mejor que lo perfecto

¿Qué es mejor, una solución perfecta que tarda tanto que nunca llega, o una solución que funcione?

"Done is better than perfect" es una famosa frase acuñada por la gente de Facebook.

La comunidad hacker tiene además "Primero que funcione, luego optimizas".

Y Donald Knuth, la famosa "La optimización prematura es la raíz de todo lo malo".

No son opiniones. Expresan un hecho, comprobado una y otra vez en la experiencia de los programadores y los equipos de programadores y los proyectos de programación.

Aún así, de cuando en cuando encontrarás a otros programadores o desarrolladores de software insistiendo en buscar la perfección o hacer optimizaciones durante la solución.

Es la optimización mal entendida.

Optimizar algo está bien, pero su momento es después que haya una solución.

Solo puedes mejorar algo que tienes, si no, la optimización es una falacia (y las falacias son peligrosas porque suelen tener ese aire de verdad que hace que uno las acepte si no se anda con cuidado)

Código limpio

A la computadora le da igual si el código está limpio o no.

El código limpio es una optimización orientada a los programadores para facilitar el mantenimiento del programa.

Pero, igual que toda optimización, su momento es después que tengas una solución, no antes.

Hay que disfrutar garabateando con código, esbozando algoritmos, en el proceso de concretar una solución.

Pretender escribir código limpio durante el proceso de solución es tan contraproducente como pretender pintar la versión final de un retrato directamente sobre un lienzo en blanco.

Cómo odio a los haters :-)

Hay programadores que automáticamente tienen actitudes hostiles o de desdén hacia ciertos lenguajes de programación, ciertos frameworks o ciertas librerías.

"PHP es el peor lenguaje de programación jamás inventado"

"Javascript es un lenguaje de juguete que no se puede tomar en serio"

"Todos esos frameworks son basura que complica las cosas"

Pero minimizar lo que nos disgusta no hace que nuestras soluciones sean mejores. De hecho, impide ver las soluciones de otros.

PHP es un lenguaje que ha ayudado mucho a democratizar la programación en Internet. La valla es más baja y mucha más gente puede entrar y cometer errores que hacen sonreir con desdén a ciertos académicos y profesionales. Pero ha permitido que muchas ideas geniales vean la luz. Más de la mitad de los blogs en Internet están hechos en WordPress, que es un administrador de contenidos escrito en PHP. Wikipedia está escrita en PHP. La base de Facebook también estuvo escrita en PHP.

Javascript ha evolucionado. No es solo para hacer efectos especiales en una página web. Permite crear interfaces complejas. Y en el lado del servidor, facilita el desarrollo de soluciones ligeras, asíncronas y sin bloqueos. Paypal usa Javascript en el backend. Hay quienes consideran que actualmente Javascript tiene uno de los más completos ecosistemas de desarrollo web.

Los frameworks son herramientas para resolver problemas. Como un martillo, o una sierra. Puede tomar su tiempo conseguir maestría en su uso. Muchos dedos golpeados, cortes accidentales. Y puede que no sean para todo tipo de problemas. Quizás haya herramientas más sofisticadas, o más ligeras, pero posiblemente te enfrentarás a más problemas si intentas hacer carpintería con una piedra, un cuchillo, o una navaja suiza.

Creo que siempre es más constructivo tratar de ver las buenas partes, usar esas buenas partes y evitar las otras.

También aquí es cuestión de ver el vaso medio lleno.

Referencias

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Buscar

Más artículos